LO QUE SOMOS
UN MINISTERIO DE LA IGLESIA EVANGÉLICA LIBRE DE WILLMAR

Esperanza Viva es un lugar donde la gente puede conocer a Jesús, involucrarse en una comunidad que da vida y en dónde todos son bienvenidos. Trabajamos por crear espacios dónde la gente tenga encuentros auténticos con Cristo, descubra sus dones y los use para la Gloria de Dios. ¡Acompáñanos en nuestra reunión dominical

Programa:

Este verano nuestro servicio de adoración es el domingo a las 10:00 AM.

Durante la semana, tenemos grupos de estudio bíblico y oración en diferentes casas de hermanos. Si quieres unirte a un grupo, por favor llama al pastor Daniel al (616) 570-4329. ¡Todos son bienvenidos!

 

Quienes Somos
Somos una comunidad diversa de discípulos de Jesucristo en el área de Willmar.

Nuestra Misión:
Por medio del Espíritu Santo, seremos y haremos discípulos,
Quienes seguirán a Jesús, serán más como Jesús 
y se involucrarán en la misión de Jesús.
 
Visión:
Ser una comunidad de discípulos quienes reflejan la Gloria de Dios al reproducir y dar recursos a los discípulos local, regional y globalmente.
 
Prográmate:
Nuestro servicio de Adoración es en la tarde de los domingos a las 10:30am.

Nuestros Valores:

La Biblia es la última y soberana revelación de Dios de Su voluntad para la humanidad. Esperanza Viva será una iglesia que enseña y edifica acerca de la verdad Bíblica hacia vidas transformadas. La vida de un creyente debe estar marcada por la obediencia a la Palabra de Dios y su esperanza debe ser basada en la promesa de la Palabra de Dios. 

Dios desea una vida que sea marcada por devoción constante a Él. La verdadera adoración no es un evento semanal centrado en la música, sino un estilo de vida que reconoce el trabajo de Dios en todos los aspectos de vida.

La iglesia es el Cuerpo de Cristo y fue creada para nutrir y animar a los creyentes en la medida en la que crecen en su semejanza a Cristo. Nuestro amor por Dios, en alguna manera, es medido por nuestro amor por nuestros hermanos y hermanas en Cristo. En Esperanza Viva vivimos en paz los unos con los otros, dejando pasar las pequeñas ofensas y siempre listos para perdonarnos y reconciliarnos. Seremos una iglesia que camina junto al otro, regocijándonos juntos en las victorias y llorando juntos en las pérdidas. Sirviéndonos unos a otros, usando los dones Espirituales individuales para construir el cuerpo. 

La iglesia debe cumplir con la Gran Comisión, haciendo discípulos. Los creyentes individuales deben ser “sal” y “luz”. En Esperanza Viva vivimos nuestra fe al caminar, hablar y buscar nuestro rol a nivel local y global.